Protección Contra Caídas

Las caídas son una de las principales causas de accidentes mortales en la construcción. Se producen caídas desde todo tipo de superficies con bordes, especialmente pisos y tejados, y por aberturas en pisos, tejados y paredes. Se requiere de protección contra caídas si un trabajador se expone a un riesgo grave de lesión, incluyendo:

* Estructuras de más de 7.5 pies
* Travesaños para colgar andamios, armazones de tejado, vigas, largueros y plataformas de más de 15 pies de altura
* Tejados inclinados

Para prevenir las caídas en los lugares de trabajo, se debe usar barandas y tablas de pie u otras barreras contra las caídas. Sin embargo, hay lugares en los que no es posible colocar barandas u otras barreras. En estos casos, los trabajadores deben usar sistemas protectores contra caídas o dispositivos de posicionamiento aprobados.

Dos tipos básicos de sistemas protectores personales que requieren ataduras son los de detención de caídas y los de restricción de desplazamiento. Los sistemas de detención de caídas frenan la caída a unos pocos pies de la posición original del trabajador. Con este tipo de sistemas se requiere un arnés corporal completo. El sistema contiene los siguientes elementos: arnés corporal completo, acollador, agarre de cuerda, soga y elemento de sujeción de la soga. Se deben usar sistemas de detención de caídas cuando se trabaje en un andamio rodante en movimiento o cuando un trabajador suba, baje o trabaje en un equipo de acceso suspendido.

Los sistemas de restricción de desplazamiento evitan las caídas impidiendo que el trabajador se acerque demasiado a un borde no protegido. Este sistema incluye cinturón de seguridad o arnés corporal completo, acollador, agarre de cuerda, soga y elemento de sujeción de la soga.
Si no es práctico utilizar protectores convencionales o personales contra caídas se debe emplear redes de seguridad. Antes de usarlas, verifique que estén colgadas de modo que se tenga suficiente espacio libre para evitar que la persona que se haya caído golpee la superficie o la estructura que se halle debajo.

Las redes de seguridad deben instalarse a una distancia no superior a 10 pies en vertical y no a más de 30 pies por debajo de la superficie en la que se esté trabajando. Las redes deben sobresalir del edificio o estructura un mínimo de ocho pies. Si la distancia vertical desde el nivel donde se está trabajando a la red supera los 5 pies, la red deberá entonces sobresalir 10 pies del edificio. Una red colocada entre 10 y 30 pies de distancia por debajo de la superficie de trabajo deberá sobresalir 13 pies.

Cualquiera que sea el tipo de equipo protector contra caídas empleado, incluidos los protectores contra caídas personales y las redes de seguridad, es primordial revisar que se utilice el equipo apropiado para el tipo de trabajo, que cumpla con los requisitos del ANSI (Instituto Nacional Americano sobre Normas) y que esté en buenas condiciones.

Si es posible, los empleadores deben instalar pisos provisionales, barandas, tablas de pie u otras barreras físicas contra las caídas, en lugar de hacer que los trabajadores dependan de ataduras y redes para protegerse contra las caídas. Si no es posible, deben emplearse protectores personales contra caídas o redes de seguridad. No se debe trabajar si no se han instalado los equipos necesarios contra las caídas. La protección contra caídas puede prevenir lesiones graves y proteger la vida de los trabajadores.

Abogados Accidentes en el Trabajo
Consulta Gratis Tel: 1-855-437-4327