Seguridad en Andamios

Seguridad en los Andamios - Los andamios sirven para realizar trabajos a grandes alturas. Se clasifican como andamios los sistemas suspendidos de los edificios, sistemas soportados desde el suelo y sistemas aéreos con base en equipos móviles. Los trabajadores que utilizan sistemas de andamios deben estar capacitados, de lo contrario corren el riesgo de caer o ser golpeados por objetos que caen, lo que puede ocasionar lesiones serias o fatales.

Para prevenir las caídas, los equipos de andamio deben estar correctamente instalados y operarse apropiadamente. Una “persona calificada” debe estudiar las cargas, los tirantes y los requisitos del código de seguridad para cada área de trabajo. Los sistemas de andamio bien diseñados tienen niveles de trabajo con pisos de planchas de tamaño reglamentado y cuentan con un acceso para los trabajadores. Según la altura del andamio, la protección contra caídas puede incluir arneses de seguridad, rieles de resguardo y rodapiés.

Antes de cada uso una “persona competente” debe inspeccionar el andamio, revisando que esté en buenas condiciones y listo para operar. El andamio debe estar vertical, sus pisos nivelados y descansar en contacto firme sobre una superficie resistente. El andamio debe ser fuerte y tener todos los pernos y tuercas apretadas. Los equipos dañados o de construcción inapropiada no deben usarse. Para prevenir peligros de electrocución, los tendidos eléctricos debe estar por lo menos a 12 pies de distancia del andamio.

Antes de empezar el trabajo en un andamio, todos los trabajadores deben recibir capacitación en ese sistema de andamio en particular. La capacitación debe abarcar todo el equipo de protección contra caídas para el personal. Los trabajadores deben recibir capacitación sobre cómo usar los dispositivos de protección, cómo inspeccionarlos previo a cada uso y cómo saber cuándo debe sacarse de servicio el equipo. Los trabajadores deben saber mantener las líneas de retención de su cinturón de seguridad o de su sistema de arnés alejadas de superficies filosas y materiales corrosivos que puedan debilitar el dispositivo de protección y hacer que falle. También deben recibir instrucción sobre cómo asegurar las líneas de retención a puntos separados y fuertes de anclaje en los componentes estructurales del andamio.

Los trabajadores sólo deben subirse al andamio por medio de áreas designadas en la estructura o usando escaleras correctamente instaladas. Se debe practicar buenas técnicas de subida, incluyendo estar frente a los escalones al subir o bajar, usar cinturones para las herramientas o dispositivos de levantamiento para cargar materiales al área de trabajo, lo que les permite usar ambas manos al subir y bajar; y establecer un buen equilibrio antes de subir a la estructura.

Los trabajadores deben practicar el buen comportamiento sobre los andamios en todo momento. Sólo una persona debe pararse sobre una tabla a la vez. Los materiales no deben colocarse sobre plataformas salientes a no ser que hayan sido diseñadas para ese fin. Los puentes construidos entre las torres de los andamios deben ser diseñados por una “persona calificada”. Los trabajadores deben estar conscientes de las actividades que se realizan en niveles superiores al de ellos y mantener las herramientas alejadas de los bordes del andamio y de las aberturas en las plataformas para que no caigan sobre los trabajadores de niveles inferiores.

Si los trabajadores han sido debidamente capacitados en los sistemas de andamios, sobre los equipos de protección y sobre las prácticas correctas de trabajo en andamios, pueden sentirse seguros a grandes alturas.

Abogados Accidentes en el Trabajo
Consulta Gratis Tel: 1-855-437-4327